Lo que dejaron.

Mi nueva lap viene con Windows 7

El pasado fin de semana, cortesía de una venta nocturna, pude comprar de nueva cuenta una laptop.

Con esta compra, se puede decir que dejamos a mano la lista de las cosas que hurtaron del hogar y que pueden ver detallada unos cuantos centímetros más abajo.

Al hacer un recuento de lo que he logrado recuperar en menos de un año, una de las principales cosas que pensé es en la fragilidad de lo material, lo importante de no darse por vencido y también en la estupidez de el apego nacionalista posesivo.

Me explico:

Antes y después del robo, me enteré de conocidos que habían pasado por situaciones menos graves, monetariamente hablando, que la mía. A saber, el asalto sin o con violencia y el hurto de un celular, una tablet, lap o cosas similares. Después de este evento invariablemente despotricaban contra el país, sus gobernantes y hasta sus canes. En el colmo del sinsentido, llegué a leer algún “Me voy de México, no hay nada que me ligue aquí ya”, después del robo de un gadget.

Bajo esa forma de pensar, yo estaría escribiendo esto desde una cabaña aislada de las montañas de Malta o algo semejante, sin embargo, lo que dejaron los ladrones fue una certeza de que no hay nadie que me pueda decir qué o cómo tenerlo en mi propia casa.

Hoy puedo decir que no sin esfuerzos, sacrificios y deudas, mi colección de Blu-Ray pasó de 10 a más de 70, mi cámara ya tiene más megapíxeles y mi pantalla es Full HD, pero también mi convicción de que si no te tiras al drama, todo lo material es recuperable.

Y si quieren unas retas en Kinect… ya saben dónde encontrarme. ¬¬

Esta entrada fue publicada en General, No tiene sentido, Vida en Familia. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Lo que dejaron.

  1. Pingback: Tweets that mention Lo que dejaron. « Un blog de todo y nada -- Topsy.com

Los comentarios están cerrados.