Ese vago sentimiento…

Todos los que han estado en un concierto lo han experimentado.

 

De pronto, no identificas bien el momento. Supones que debe ser en el instante en el que llegas al auto y cierras la puerta. O cuando subes al transporte y te sientas. La adrenalina fluye, y organizas tu set mental de fotos, de fragmentos, de cosas que contarás a tus seres queridos al día siguiente.

 

Pero sigue ahí. Ese “mñiiiiiiiiiiiiiiii” sostenido que hace que tu cabeza se sienta algo más grande de lo normal. En palabras de Bob Seger “the echo from the amplifiers ringing in your head…”

 

Ese sentimiento, pero sin la satisfacción, es el que tengo después de las campañas electorales. Como si hubiera sido arrastrado a un concierto de RBD y me hubieran puesto de cabeza en la bocina, sin la oportunidad siquiera de ver la carne femenina que acompaña la falta de talento vocal.

 

No anularé mi voto, creo que es la única arma que tenemos los ciudadanos contra la mafia política, (Sí Andrés Manuel, también estás en ella), como para disparar una bala de salva.

 

Por lo menos ya se callaron.

 

Cállense Cabrones... no puedo oir a RBD

Cállense Cabrones... no puedo oir a RBD

Eso se agradece.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s